Yerba mate, qué es y como se prepara

El mate es una de las infusiones más populares de América del Sur, una tisana que se prepara con hojas de la planta Ilex paraguariensis. Este arbusto es originario de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y parte del Uruguay. Sus hojas se secan, cortan y muelen para formar la yerba mate, la cual tiene sabor amargo debido a su alto contenido de taninos.

yerba mate

Aunque el mate también contiene cafeína, muchos prefieren esta bebida y la consideran una alternativa saludable al café o el té. Lo cierto, según los expertos, es que contiene antioxidantes y ciertas dosis de vitaminas B1 y B2, más de diez tipos de aminoácidos, hierro, magnesio, sodio y potasio. Es estimulante y es un buen potenciador digestivo.

Orígenes de la yerba mate

El mate ya lo consumían las poblaciones indígenas de América durante la época precolombina. Fue adoptado por los colonizadores españoles y se instaló en la cultura de gran parte de los países de américa del sur: Argentina, Uruguay, Paraguay y algunas otras regiones.

Durante el dominio español, la yerba mate se obtenía de plantas silvestres. En el siglo XVII se extendió su consumo y se establecieron plantaciones de cultivo controladas por agricultores. Paraguay se convirtió en el principal productor de yerba.

Durante los siglos XIX y XX se descubrió un nuevo método para lograr la germinación de semillas a escala industrial, abriendo así el camino para los sistemas de plantación actuales. Brasil, que por entonces se había situado a la cabeza de la producción de esta hierba, se volcó en el cultivo del café, dejando el primer puesto a Argentina. Se da la circunstancia que este país es también el principal consumidor.

El mate se prepara y se toma, tradicionalmente, en una calabaza que recibe el mismo nombre, «mate». Pero hoy en día existen formas alternativas como bolsitas, infusores o, como el café, en una prensa francesa. Hay métodos para todos los gustos, cada uno con sus ventajas e inconvenientes.

La yerba mate de hojas sueltas se puede encontrar también con mezclas de sabores como regaliz, menta, cítricos, etc., que lo acompañan para atenuar el sabor terroso y herbáceo de esta infusión.

Cómo se prepara el mate

La preparación más tradicional requiere cierto equipo especial. Se necesita una calabaza también llamada mate, y una bombilla, que es una pajita de metal con un filtro en un extremo, que se usa para beber la infusión. Hay calabazas y bombillas de muchos estilos, desde muy decorativas hasta sencillas y prácticas. Lo cierto es que se puede utilizar una taza o un tazón para contener la bebida, pero siempre se requerirá un método para filtrar las hojas del líquido.

Preparación de un mate social

  1. Llena tu calabaza o tazón con hojas de yerba mate taza de mate hasta un tercio o la mitad de su capacidad.
  2. Tapa con la palma de la mano, invirtiendo y sacudiendo el tazón para que los elementos más finos suban a la parte de arriba y los más gruesos queden en la base. Esto evitará que la bombilla se obstruya.
  3. Inclina el recipiente para que las hojas se posen en un lateral y vierte agua caliente por el lateral opuesto hasta que la mezcla llegue al borde del recipiente. El agua no debe estar hirviendo, lo ideal es una temperatura entre 70ºC y 80ºC.
  4. Relájate mientras las hojas de yerba mate absorben el agua. Esto despierta el sabor y aroma de la infusión.
  5. Coloca el extremo con filtro de la pajita de mate en el té, en posición inclinada, para beber.

En reuniones donde se toma mate, el anfitrión comienza a beber y lo ofrece a sus invitados. También lo rellena con agua, según sea necesario, para pasar la calabaza a todos los integrantes del grupo. La reinfusión es parte del proceso de elaboración y los tiempos de remojo pueden variar según el gusto de cada anfitrión.

Preparación de un mate para cualquier ocasión

Si necesitas un método más práctico, puedes preparar mate con los utensilios de café o té que tengas a mano, como una prensa francesa, bolsitas de té rellenables, un infusor o un simple colador.

La prensa francesa es especialmente útil, ya que permite que las hojas absorban agua y expandan por completo, a la vez que su fino tamiz garantiza el filtrado correcto de las partículas más pequeñas. Remoja entre 3 y 5 minutos las hojas con el agua caliente y disfruta de tu bebida.

Experimenta sabores con el mate

No existe ninguna regla que obligue a preparar el mate solo con agua caliente. En los meses más cálidos puedes hacerlo con agua fría, y si te apetece una infusión con un sabor más dulce, prueba a utilizar limonada, zumo de piña, leche de coco o cualquier bebida vegetal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *